En medio de la incertidumbre

El pasado 15 de mayo, cientos de jóvenes se reunieron en diversas ciudades para reclamar profundas reformas en el panorama socioeconómico. El apoyo de personas de diferentes edades e ideologías ha dado continuidad a lo que es ya un movimiento social que se mira en el espejo de las exitosas concentraciones de algunos países árabes.

La decisión de expresar de esta manera el hastío que un gran número de personas siente por la política se enmarca en el conjunto de opciones que tienen los descontentos para hacerse oír. Y es que, con un bipartidismo muy marcado, se necesitan contundentes golpes de efecto para que esta percepción se tambalee en la mente de las personas. La manifestación es una forma legal y efectista, que, por su continuidad, ha comenzado a incomodar a los estandartes del bipartidismo que ya buscan puntualizaciones para limitar un derecho constitucional.

Túnez y Egipto son dos ejemplos que incitan a la concentración, pero hay que tener en cuenta la diferencia de los contextos. En estos países, el insistente movimiento social consiguió desbancar dictaduras asentadas, contra las que las razones para una protesta reiterada eran más poderosas, ya que los derechos básicos y la calidad de vida eran –y aún son- menores. Un buen ejemplo para entender la diferencia es la protesta de la Asociación de comerciantes textiles que pide el desalojo de los manifestantes de la Puerta del Sol. Este hecho hubiese sido impensable en un lugar donde se carece de libertad y bienes básicos. Pero, cuando estos factores están garantizados, pedir más ya no es tan apremiante.

Si se siguen utilizando como referencia los dos países africanos, no se debe pasar por alto que a la defenestración de los dictadores no ha seguido una democratización de sus gobiernos. Y mientras en Túnez aún no se ha depurado por completo el Ejecutivo, en Egipto todavía comanda el país una junta militar. De ello se debe deducir que las protestas pueden impulsar a algunas reformas políticas, pero no a la garantía de que los logros no sean más que difusos avances.

Con el fin de que el ‘Movimiento 15-M’ pueda conseguir alguno de sus objetivos, capeando la antipatía de algunos ciudadanos y adversas lagunas legales, las reivindicaciones deben ser coherentes con sus posibilidades de fructificación. Hasta el propio Rajoy señaló que algunas reclamaciones son negociables. Además, si el movimiento presume de ser plural, dando cabida a conservadores descontentos y convencidos troskistas, el equilibrio debe regir las propuestas presentadas. No creo que sea oportuno hablar de República, por innegociable e impopular entre los sectores del movimiento más tradicionalistas. Si los manifestantes se esfuerzan en la consecución de algunas reformas sociales y políticas factibles, y después se encargan de supervisar su mantenimiento, se habrá cristalizado una primera fase de logros impelidos desde la calle, a la que otras personas en el futuro podrán plantearse dar continuidad.

La falta de perspectiva temporal nos atasca en el presente, y nos olvidamos de que hay un mañana. En muchas ocasiones, se reivindican derechos que en el momento presente no son viables, pero hacia los que se puede caminar asentando las bases de un proceso que futuras generaciones deberán continuar. Incluso la democracia ha necesitado el esfuerzo de varias generaciones para encontrar cabida en el planteamiento político de los estados.

Los manifestantes de la Puerta del Sol y otros lugares cuentan con el tiempo. La lección que aporta la historia es que su transcurso es una carrera hacia delante. Cada vez, hay más estados democráticos, los derechos sociales, económicos y políticos cuentan, con el paso de las décadas, con una mayor implantación, se busca el destierro de la violencia como instrumento de coacción política. Todos estos datos deben invitar al trabajo, pero al trabajo paciente, porque una labor coherente a favor del cambio puede motivar que lleguen nuevas reformas políticas, acorde con la inercia de la historia. Pero si esa tarea se descuida a favor de una búsqueda descabellada de cambios, el choque entre instituciones políticas y manifestantes puede frenar los avances. No se trata de ambicionar un definitivo ‘Mayo del 68’, sino de lograr que un anhelo de progreso recorra el espíritu de los ciudadanos y continuos pequeños ‘mayos’ contribuyan a la evolución natural de la sociedad.

Erlantz

Anuncios

Día Internacional del Reciclaje

Hoy día 17 de mayo de 2010 celebramos el Día Internacional del Reciclaje y, por desgracia, lo hacemos muy discretamente, compartiendo fecha en las agendas con el Día de Internet y el Día contra la Homofobia.

Nuestro modelo económico, basado en la expansión sin límites del mercado, hace que se generen residuos que conllevan tanto el agotamiento de materias primas como la acumulación de basuras.

El reciclado es la transformación de los residuos y es fundamental, ya que permite el ahorro de materias primas y disminuye el gasto de energía y agua, al mismo tiempo que reduce la generación de residuos y la contaminación añadida. Se minimiza la necesidad de los vertederos y la incineración. Disminuye las emisiones de gases de invernadero que contribuyen al cambio climatológico global y, lo más importante: ayuda a sostener el medioambiente para generaciones futuras.

Para reciclar es necesario realizar una recogida selectiva de los residuos que generamos, que consiste en la separación en origen de los diferentes materiales que desechamos. Ha llevado tiempo y esfuerzo, pero se ha conseguido que reciclar en casa sea un (muy saludable) hábito.

Recordemos las tres “R” de la Ecología:

  • Reducir al máximo el consumo, seleccionando en la compra productos que tengan un menor impacto ambiental y evitando generar basura innecesaria.
  • Reutilizar, empleando repetidamente o de diversas formas distintos productos consumibles.
  • Reciclar, utilizando los residuos como materia prima para la elaboración de un producto que puede ser igual o distinto al inicial.

A Reciclar!

http://viviendaymedioambiente.wordpress.com/

Hoy más que nunca…

Hoy se cumplen 79 años desde que se proclamó la Segunda República, a la que este 14 de abril, nosotros, Juventudes Socialistas de la Zona Minera, queremos rendir homenaje.

Esta fue una constitución pionera en su época. Ya en 1931, el texto Constitucional defendía una sociedad basada en la igualdad, la cultura y el respeto.

En su momento, dicha carta marcó una etapa de libertad y justicia sin precedentes. España se convirtió en un referente de modernidad mediante el reconocimiento de derechos y libertades tanto individuales como sociales, así como del laicismo.

En la actualidad, mantenemos una monarquía en decadencia. No obstante es un declive sólo de valores, ya que la corona nunca se ve afectada por los efectos de las posibles crisis económicas que padecemos el resto de ciudadanos.

La monarquía nos cuesta más de ocho millones de euros anuales. con este dinero mantenemos a un jefe de estado que ostenta un cargo militar, vitalicio y hereditario y, que realiza labores que debería desempeñar el presidente electo de la República.

La recurrente estabilidad que la figura del soberano conlleva no es sino un reflejo del tradicional inmovilismo de un sistema medieval que debería dejar paso a la voluntad de la sociedad. Una sociedad de este milenio, plural, madura y capaz de elegir a través de las urnas a un cabeza de estado democráticamente.

¡Sigamos luchando, como antes hicieron otros en momentos más difíciles! ¡Por la III República!

Un año de cambio

Hoy se cumple un año del gobierno del cambio.

Hicimos que sucediese.

Un año de proyectos para la Euskadi de todos.

Primer aniversario de los muchos que vendrán.

Despedidas… y bienvenidas

En una fecha siempre tan histórica como el 23F (esta vez 29 años después) hoy se anuncia la decisión de la edil de Lasarte-Oria de dejar la alcaldía y ejercer como delegada de la Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial (SPRI) en la oficina de Chile-Perú.

Ana Urchueguía fue la primera mujer en ostentar ese puesto tras la llegada de la democracia y durante 24 años, de forma ininterrumpida, ha conseguido que un pueblo “que no tenía absolutamente nada, haya pasado a contar con un nivel de servicios equiparable a San Sebastián”.

Del cuarto de siglo gobernando en Lasarte-Oria prefiere quedarse con “lo bueno”, aunque nunca olvidará lo que hoy todavía tiene “muy presente”, el asesinato por parte de ETA de su teniente de alcalde Froilán Elespe en 2001. Ana Urchueguía ha sido uno de los principales exponentes de la firmeza antiterrorista en Euskadi.

En su comparecencia frente a los medios ha explicado que con anterioridad había rechazado otras propuestas, como la de ocuparse de la Viceconsejería de Comercio y Turismo, de un escaño en el Senado, de un puesto en la ONU y de responsabilidades relacionadas con la cooperación, y que ha aceptado la de la delegación vasca en Chile y Perú porque va a desempeñar labores de gestión.

Queremos decirle adiós haciéndole saber que en nuestra corta andadura ha sido un referente para nosotros. Algunos nunca olvidaremos el VI Congreso del PSE-EE.

Sin embargo hoy estamos contentos: “ha llegado el momento de dar paso a la gente joven”, es tiempo de cambio y será nuestro compañero Jesús María Zaballos (qué orgullo para nosotros poder llamarle así!) quién se convertirá en el nuevo alcalde del municipio guipuzcoano. Jesus es licenciado en Derecho y máster en Urbanismo y Gestión Inmobiliaria. Es uno de los miembros más jóvenes de la corporación y se enfrenta al cargo con “ilusión” y la “confianza” en un equipo de gobierno que le apoya y con el va a seguir haciendo “una gran labor”.

Sabemos que así será! ÁNIMO!

(Diario Vasco, 23/02/2010)

Ley vasca de Juventud, buenas perspectivas

El Gobierno Vasco pretende que los jóvenes vascos se emancipen a los 25 ó 26 años. Conseguirlo supondrá un avance notable con respecto a la situación actual, ya que ahora dejan el hogar familiar a los treinta años, una de las edades «más elevadas» de Europa. La cuestión es, ¿cómo se logrará este objetivo, tan deseado tanto por los jóvenes como por los progenitores? El director de Juventud del Gobierno vasco, Ignacio Rodríguez,  apuntó en las direcciones en las que habrá que trabajar: oferta pública de vivienda en alquiler y acciones de empleo y formación.

El ambiciosa pretensión está recogida en la Ley de Juventud y el Tercer Plan Joven que prepara el Ejecutivo y de los que ayer adelantó ciertos aspectos tanto Ignacio Rodríguez como la consejera de Cultura, Blanca Urgell. En el calendario que manejan se prevé que la ley sea aprobada por el Parlamento a finales de este año, mientras que el plan verá la luz durante la segunda mitad de 2010.

Entre las medidas con las que se pretenden relanzar las políticas juveniles está una reorganización del mapa administrativo. Urgell prevé sustituir la Dirección de Juventud, adscrita a su departamento, por un organismo autónomo, el Instituto de Juventud, que dependerá directamente de Lehendakaritza. El cambio pretende ser algo más que un vacío movimiento de denominaciones. «Creemos que un organismo autónomo -como sería ahora, por ejemplo, Emakunde- mejorará la transversalidad e interinstitucionalidad de las políticas de juventud», defiende Rodríguez.

Se refiere a que las actuaciones a llevar a cabo abarcan distintos ámbitos, desde «vivienda hasta educación», y será más fácil tocarlos todos si el organismo no está únicamente en el organigrama de Cultura, sino en dependencia directa de Lehendakaritza.

El departamento de Urgell ya ha abierto un proceso de participación para elaborar tanto la ley como el plan, que va dirigido tanto a administraciones como a organizaciones juveniles. Para fomentar el intercambio de ideas se llevarán a cabo encuentros para profesionales, ‘work cafés’ en universidades y otros centros formativos y también entrevistas individuales.

En concreto, la futura Ley de Juventud tiene como fin determinar y ordenar las competencias y funciones de las diferentes administraciones públicas vascas en este ámbito. Por su parte, el Plan Joven acogerá las medidas dirigidas hacer efectiva la ley y «a incidir de manera positiva en la situación y perspectivas del colectivo».

(El Correo, 16.02.10)

JSE-Egaz Ramón Rubial, califica de “inaceptables”, las críticas vertidas por grupos políticos y organizaciones políticas juveniles en torno a las Ley Vasca de Juventud

“En el ‘Proyecto de Ley Vasca de Juventud’ no pone en ningún apartado, la desaparición del Consejo de la Juventud de Euskadi”

Aitor Casado, Secretario  General de Juventudes Socialistas de Euskadi y parlamentario Vasco, ha criticado la actitud que están manteniendo algunos grupos políticos y algunas organizaciones políticas juveniles, y ha calificado de “inaceptables” las críticas vertidas, además de acusarles de “engañar a la ciudadanía vasca”.

Según el Secretario General de los jóvenes socialistas vascos “el proceso de participación en la Ley Vasca de Juventud está en marcha, es un proceso novedoso, nunca antes diseñado de esta manera, y a través del cual el Gobierno Vasco quiere contar con todas las voces y con todos los protagonistas del ámbito de la juventud en Euskadi, sin olvidarse de nadie, porque – añadió- todos somos igual de importantes para poder opinar y proponer, porque todos tenemos una base social que nos respalda”.

Aitor Casado, explica, que el proyecto de Ley Vasca de Juventud, que se encuentra colgado en la web: http://www.gazteaukera.net, “es un proyecto, que se va a someter a debate social, a un proceso de participación y a debates internos entre diversos agentes, organizaciones y jóvenes, idea que desde JSE-Egaz Ramón Rubial, respaldamos puesto que como ya anunciábamos en la campaña electoral, ‘Euskadi es un país en el que cabemos todos’, da igual de donde seas, donde vivas o a que te dediques, la cuestión, es que hay que contar con todos, y eso es algo que, hasta ahora, no se hacía, y todos los jóvenes de Euskadi tenemos mucho que decir y en este asunto más aún”.

“Es por todo esto, -continuó- que JSE-Egaz Ramón Rubial, critica y califica de inaceptables las declaraciones de algunos grupos políticos y de sus organizaciones juveniles, referentes a la desaparición del Consejo de la Juventud de Euskadi o a su ‘inventada’ sobre una supuesta reducción de funciones”. Casado, cree que “es necesario leer el proyecto de Ley, leerlo bien y no hacer demagogia barata e intentar una vez más engañar a los jóvenes vascos puesto que en ningún apartado del citado proyecto se comenta la desaparición del Consejo de la Juventud de Euskadi, es más –añade-, en un debate parlamentario el pasado 4 de febrero, ya se mostró claramente la  postura del PSE-EE con respecto al tema del EGK-CJE, por lo que no hay ninguna duda al respecto”

Finalmente Casado invita a todas las organizaciones juveniles políticas de Euskadi y a sus respectivos grupos políticos, “a invertir todas las energías en reflexionar, debatir y hacer propuestas para mejorar un texto que ha nacido con el objetivo de ser un texto de derechos fundamentales para los jóvenes de toda Euskadi, aportando soluciones y respuestas a las demandas históricas de la juventud”.